Revista Sputnik

Este blog está dedicado a la desaparecida revista soviética Sputnik.

¿A quiénes alimentaba la URSS y quiénes perdieron más con su colapso?

komsomolskaya_pravda


Del diario
Komsomólskaya PRAVDA

Por
Alexander ZAPOLSKIS

***

Hemos decidido comparar — como vivían las antiguas repúblicas soviéticas hasta su salida de la Unión Soviética y como viven hoy en día [ver infografías].


Un cuarto de siglo después de la desaparición de la URSS; todavía no podemos comprender ¿por qué ha ocurrido esto? De hecho en la primavera de 1991 el 77,7% de sus ciudadanos votaron a favor de la preservación del país en un referendo.

Hacia finales de ese mismo año, aprovechando la derrota del Comité de Estado de Emergencia, varias repúblicas soviéticas idearon de inmediato un voto popular, donde las personas ya exigían la independencia. Por ejemplo, en Ucrania un 90% de los votantes buscaban una vida separada de la Unión y en Armenia llegó a alcanzar el 99% del electorado.

Luego de 25 años, los resultados son visibles. ¿Se comenzó a vivir mejor en las ex-repúblicas fraternas de la URSS, convirtiéndose en orgullosos estados independientes? Analicemos un poco.

GRANDE Y PODEROSA

Hay que admitir que incluso hacia el final de su historia y con todos los problemas internos que tenía; la Unión Soviética era muy poderosa. Como se indica en el informe anual “Economía Nacional de la URSS”, el producto interno bruto (PIB) de la Unión Soviética en 1990 ascendió a 1 billón de rublos soviéticos. De acuerdo con el tipo de cambio oficial de $ 1 dólar estadounidense costaba 59 centavos de rublo (kopeks). Esto significa que el PIB nominal de la URSS equivalía a $ 1.7 billones de dólares.

Sin embargo, el rublo soviético no era libremente convertible y en la economía mundial se considera que la verdadera dimensión del PIB tiene paridad con el poder adquisitivo (PPA). Esto significa que con $ 1 dólar en cualquier parte de China se pueden comprar 1,5 veces más productos que en los EE.UU., mientras tanto, en Suiza o Noruega por ejemplo se compraría 1,5 veces menos productos.

Por lo tanto, los analistas del FMI creen que en el PIB de la Unión Soviética la paridad del poder adquisitivo fue de $ 2.7 billones de dólares en 1990, un 12,1% del PIB mundial.

1-sh-SSSR_statistika_3Las mayores economías en términos del PIB en 1990.
Foto: Alexéi STEFÁNOV.


Pero los expertos de la ONU creen que el poder económico de la Unión Soviética alcanzó el 14,2% de todos los valores globales. Por lo tanto, habría superado 1,5 veces a Japón, dos veces a Alemania y tres veces a China.

En Ucrania, los países bálticos, Georgia o Moldavia se creía que el inmenso poder de la Unión Soviética era debido su gran contribución y si decidieran tomar la parte que les correspondía; serían países muy respetados, comparables con Suecia o Austria. De este modo el resto del mundo los tendría muy en cuenta.

En cifras esto tenía sentido. ¡Por ejemplo, sólo la economía de la RSS de Ucrania, debido a la fundición del acero, la extracción del carbón, la cosecha del trigo y otros índices; era comparable per cápita a la economía de la República Federal Alemana; la locomotora de toda la Comunidad Económica Europea!

Por ende, la élite ucraniana resolvió que lo mejor era tomar lo que se pudiera del rico patrimonio soviético y salir de la URSS lo antes posible. Así no tendrían que compartir nada más y vivirían como pez en el agua.

¿Se puede comparar Ucrania con Alemania en la actualidad?

UNA ECONOMÍA COMO UN FUSIL AUTOMÁTICO KALÁSHNIKOV

¿Por qué casi todas las antiguas repúblicas soviéticas se han desvanecido por si solas tan rápidamente? ¿Por qué dilapidaron su riqueza y no fueron capaces de mantener al menos el mismo nivel del potencial económico con el que salieron de la Unión Soviética?

La URSS fue construida como una unidad de maquinaria bien aceitada, tan precisa y confiable como un fusil automático kaláshnikov. Cada engranaje de esta maquinaria cumplía una función.

Por ejemplo, en Kazajstán y Uzbekistán se puso gran énfasis en el cultivo de cereales y algodón, ya que sus condiciones climáticas se adaptaban mucho mejor que las laderas montañosas de Georgia y Armenia, o los pantanos boscosos de Bielorrusia.

Y el algodón uzbeko a su vez abastecía de materias primas a las fábricas de telas en la “ciudad de las novias” de Ivánovo.

Y de Ivánovo la tela iba a las fábricas confeccionadoras de textiles en Bielorrusia y los países bálticos.

En Lituania y Letonia había un auge en el desarrollo de la industria electrónica. Hubo un tiempo en que los radios letones “VEF”, los refrigeradores lituanos “Snaige” y los televisores “Silelis” eran considerados los mejores en el país.

%d1%81%d1%81%d1%81%d1%80_%d0%bf%d1%80%d0%be%d0%bc%d1%8b%d1%88%d0%bb%d0%b5%d0%bd%d0%bd%d0%be%d0%b3%d0%be_%d0%bf%d1%80%d0%be%d0%b8%d0%b7%d0%b2%d0%be%d0%b4%d1%81%d1%82%d0%b2%d0%b0Cualquier ciudadano soviético podía leer en el envase “Dónde se hace esto”. El azúcar era en su mayoría de Ucrania, los espadines enlatados venían de Riga, las patatas de Bielorrusia, y el vino era del Cáucaso o Moldavia.

¿Y qué hay de la RSFS de Rusia? Rusia, según la opinión de un simple georgiano, uzbeco o estonio en ese momento; sólo hacía tanques, armas, submarinos y bombas atómicas. Incluyendo, quizás, los autos Zhiguli (sin embargo, todos sabían que realmente eran italianos, aunque muy estropeados por las “manos rusas”).

Pero desde el punto de vista de la ideología era extremadamente importante la estabilización en el nivel de vida de las diferentes repúblicas de la gran Unión Soviética. Aquí sólo al inicio existían diferencias notables, por ello fueron necesarias grandes inversiones. A todo esto se sumaban momentos puramente políticos. Por ejemplo se pretendía hacer de las repúblicas del báltico una especie de “vitrina del socialismo”.

1162690_kpRusia, según la opinión de un simple georgiano, uzbeco o estonio en ese momento; hacían sólo tanques, armas, submarinos y bombas atómicas. Incluyendo, quizás, los autos Zhiguli. Foto: TASS.


OBREROS Y PARÁSITOS

Debido a esta tendencia la vida en Ereván o Chisináu no era peor que vivir en Moscú o Leningrado, pero entre los años 1960-70, comenzó a surgir una brecha muy evidente entre el trabajo y la recompensa por este, y en los últimos años de la Unión Soviética esta brecha adquirió niveles vergonzosos. De pronto la periferia soviética empezó a vivir considerablemente mejor que las regiones centrales del país.

Cuando se habla de los estantes vacíos donde había apenas un paquete de galletas o una lata de conservas, básicamente se refiere a Rusia. Mientras tanto en los países bálticos, Ucrania, Moldavia y muchos otros lugares esto no era así.


%d0%ba%d0%b8%d1%81%d0%bb%d0%be%d0%bc%d0%be%d0%bb%d0%be%d1%87%d0%bd%d1%8b%d0%b5_%d0%bd%d0%b0%d0%bf%d0%b8%d1%82%d0%ba%d0%b8_-%d1%81%d1%81%d1%81%d1%80Durante mis años de escuela, aún en la Unión Soviética, viviendo en Vilnius; recuerdo el yogur. Ciertamente era un poco similar al que se puede encontrar hoy en día. Venía en botellas de medio litro con tapas metálicas.

Al mismo tiempo, mis parientes en Volgogrado ni siquiera escuchaban sobre algo semejante. 

— Alexander ZAPOLSKIS

1162691_kpCuando se habla de los estantes vacíos donde había un solo paquete de galletas o una lata de conservas, esto básicamente se refiere a Rusia. Mientras tanto en los países bálticos, Ucrania, Moldavia y muchos otros lugares, esto no era así. Foto: TASS.


Sin embargo, para entender por completo la profunda desigualdad entre las repúblicas de la Unión Soviética, vale la pena echar un vistazo a la tabla. Estas cifras son del dominio público y aparecieron después de la caída de la URSS. Es muy desafortunado que permanecieran ocultas por razones ideológicas. Posiblemente al ver por si mismos la tabla, muchos en el sur del Cáucaso y los países bálticos; podrían cambiar de opinión y comenzar pensar que la causa de su salida fue ser los más “gordos” de la zona.

1-sh-SSSR_statistika_1Niveles de producción y consumo de las repúblicas de la Unión Soviética.
Foto: Alexéi STEFÁNOV.


Si tomamos en cuenta el nivel de producción de riqueza del pueblo y el de consumo tan solo en la RSFS de Rusia, la diferencia es evidente de inmediato:

Armenia producía por persona 2 veces menos que Rusia, pero “comía” 2,5 veces más; en Estonia el nivel de consumo per cápita era 3 veces más alto que el de Rusia; mientras que en Georgia el nivel de riqueza excedía 3,5 veces al de la RSFS de Rusia, siendo la república más próspera de todas las que integraban la Unión Soviética!

No es de extrañar que durante esos años prevaleciera entre las masas un convencimiento sobre la superioridad de todas las repúblicas sobre los “perezosos y eternamente borrachos” rusos. Sin embargo ¿cómo se podrían tener otros puntos de vista? Después de todo, los del báltico viajaban a Vorónezh para obtener la carne, pero los de Vorónezh viajaban al báltico para obtener los embutidos.

valtman_estonian_food_production_1979“Producción de alimentos de Estonia – El hombre que vino a cenar”, esta caricatura realizada por el dibujante estadounidense de origen estonio Edmund S. Valtman; refleja una percepción muy extendida en varias repúblicas soviéticas sobre el papel que jugaban dentro de la URSS.
Foto: Biblioteca del Congreso de EE.UU.


Mientras tanto, las élites locales de la URSS no hacían más que reforzar estas ideas.

Pero cuando el nivel de vida general comenzó a declinar en la URSS a finales de 1980; se perdió la discreción por la falta de alimentos, ropa y electrodomésticos. Entre muchos “despertó la conciencia nacional”: Basta de alimentar a los extraños! Y una vez que Rusia se empobreció, significó simplemente que ellos (los rusos) “no estuvieron dispuestos, o bien no fueron capaces de trabajar, así que, ha llegado la hora de que nos separemos!”.

A la gente sencilla no se le explicó que lo peor de Rusia era que de cada 3 rublos que ganaba la república, se quedaba sólo con 2 y el tercer rublo se lo daba a las demás hermanas de la Unión.

El resto del país (a excepción de Bielorrusia, que también era una despensa común de la cual dependía la URSS) vivió en gran medida a expensas de ese “tercer rublo ruso”.

Entonces, ¿Cuál de las antiguas repúblicas de la URSS empezó a vivir con mayor prosperidad, y cuál fue la más empobrecida? Veamos el resumen.

1-sh-SSSR_statistika_2

ACTUALMENTE RUSIA TIENE 1,5 VECES MÁS RIQUEZA QUE EN LA ÉPOCA SOVIÉTICA

El colapso de la URSS fue un golpe muy doloroso para la economía de Rusia, entre 1997 y 1998 se perdió más de un tercio del “nivel soviético”. Una serie de industrias, tales como los textiles y el calzado; fueron privados de sus fuentes internas de materia prima, en general estaban al borde de la desaparición. Surgieron problemas en la industria de cohetes y aviones, ya que los motores de Ucrania se convirtieron repentinamente en un producto importado. Y en general, las terminales de petróleo en los estados bálticos y los gasoductos de Ucrania se transformaron en infraestructuras en el extranjero y era necesario pagar por su uso.

Sin embargo, un cuarto de siglo después Rusia supo cómo reconstruir su economía, tras haber alcanzado un mayor grado de autonomía, y estableciendo industrias que antes estaban en las antiguas repúblicas soviéticas. Actualmente Rusia es la única parte de la URSS, que no sólo no perdió la capacidad industrial soviética, sino que también logró superarla. El PIB de Rusia en paridad con el poder adquisitivo fue de $ 2.5 billones de dólares en 2015, o el 121,9% de su nivel en 1991.

El PIB per cápita de Rusia (según el Banco Mundial); fue de 25,4 mil dólares en el año 2015, eso es 1,45 veces más alto que antes del colapso de la URSS.

Por tanto, es necesario reconocer que los rusos (con todo lo negativo que implica el aumento de la brecha entre ricos y pobres), comenzaron a vivir mejor que en la Unión Soviética por casi una vez y media!

KAZAJSTÁN – ENTRE «EL OSO» Y «EL DRAGÓN»

Durante la época soviética Kazajstán fue uno de los tres líderes de la URSS por su PIB. A lo largo de los últimos 25 años, Kazajstán incluso se las ha arreglado para aumentar el tamaño de su economía, aunque no es mucho; representa entre el 11,3% u 11,5% de la rusa. Esto se logró en gran parte gracias a una fuerte subida en los precios del petróleo y el gas (especialmente el gas que subió 5 veces su precio). Aunque al encontrarse entre Rusia y China, Kazajstán casi no tiene otras opciones de desarrollo.

Por otro lado, en cuanto al PIB per cápita de la población, esta antigua república de la Unión Soviética llegó a 24.200 dólares. Esto es por supuesto inferior al índice de Rusia, pero se aproxima mucho.

Irónicamente, kazajstán no quería salir de la Unión Soviética. De hecho, se plantearon seriamente la realidad de que ya no serían un solo país y no vivirían como deseaban. En general esto fue lo que ocurrió en kazajstán.

1162638_kpManifestación contra el desmantelamiento de la URSS. Moscú, Unión Soviética, 1991.
Foto: Igor Zotin / Noticias en imágenes TASS /


EL CAMINO ESPECIAL DE BIELORRUSIA

El resultado del “camino especial” de Bielorrusia se puede considerar el segundo después de Kazajstán. El PIB de Bielorrusia es actualmente el 4,5% del de Rusia, pero en la conversión per cápita de la población es 1,37 veces inferior al índice ruso. Es un resultado bastante digno en comparación, por ejemplo, con el país vecino, Ucrania. El hecho es que los bielorrusos viven 2,5 veces mejor que los ucranianos!

Los problemas de Minsk han sido los típicos en todas las “repúblicas soviéticas industrializadas”. Hubo un tiempo que al observar a MAZ, la fábrica de refrigeradores de Minsk, el Complejo Científico-Industrial “Gorizont” (Horizonte) donde se fabrican televisores, y muchos otros pilares de la industria; se creó la sensación de lo inmensa que era esta economía. Por esa razón en el amanecer de la década de 1990 los líderes de Bielorrusia se reunieron en el bosque de Belavezha, ellos confiaban en la sagrada autosuficiencia de la economía de su país. Sin embargo, resultó que la mayor parte de su economía era la etapa final de un ciclo de montaje; cuyas materias eran muy escasas en la república. No había petróleo, ni gas y ni siquiera contaban con puertos científico-industriales como los que habían en los países bálticos.

Bielorrusia tuvo que dar un “giro” para competir con sus tractores, camiones y refrigeradores contra los monstruos de la industria mundial. Los bielorrusos, a diferencia de los mismos estados del báltico, no han cerrado ninguna de sus grandes plantas. En cambio su actividad en la agricultura si es muy limitada.

1162693_kpLos problemas de Minsk son típicos en todas las “repúblicas soviéticas industrializadas”.
Foto: Pável MARTINCHIK.


LA DECEPCIÓN DE UCRANIA

Al momento en que fue desmantelada la URSS, Ucrania era una de las naciones más poderosas de Europa y representaba un tercio de la fuerza industrial de la Unión Soviética. Entonces el nivel de su PIB era un 29,6% respecto al PIB de Rusia.

Ucrania fabricaba misiles nucleares, cohetes espaciales, aviones, automóviles, maquinaria de construcción, y además poseía una desarrollada industria química, metalúrgica y refinerías de petróleo. La existencia del mayor centro de construcción naval de la Unión Soviética en la ciudad de Nikoláiev; permitió a muchos mirar con desdén a los demás.

¿Y cuál fue el resultado? De acuerdo con el nivel de su PIB para el año 2015 (339 millones de dólares PPA) Ucrania es ahora mismo uno de los países más pobres del mundo. Incluso Venezuela, en el umbral de las revueltas por el desabastecimiento; tiene un índice de PIB 1,5 veces mayor que el de Ucrania!

En comparación con Rusia hace 25 años Ucrania no estaba en absoluto por debajo de la RSFS de Rusia en su desarrollo económico y representaba un tercio del PIB ruso. Hoy en día la economía de Ucrania representa tan sólo el 8,8% de la rusa. En la conversión per cápita de cada individuo de Ucrania; los índices son aún más negativos — 7,500 dólares por año en comparación con 24,500 dólares de los rusos, aunque anteriormente el nivel de consumo de Ucrania en la URSS era un 12% superior al de Rusia.

1162694_kpLa existencia del mayor centro de construcción naval de la Unión Soviética en la ciudad de Nikoláiev;
permitió a muchos mirar con desdén a los demás.

Foto: TASS.


LOS “TIGRES BÁLTICOS”: EMPOBRECIDOS, PERO ORGULLOSOS

El objetivo principal de los países bálticos con la promesa de la independencia fue la convicción de que sin la Unión Soviética; sus resultados serían iguales a los de Suiza. Pero en los últimos 25 años el criterio principal de su “éxito” has sido por cuánto han adelantado al PIB ruso per cápita.

De hecho, oficialmente es verdad que lo han adelantado. Hacia finales del año 2015 el nivel de vida en Lituania supera al ruso en un 11,4%, en el caso de Estonia fue un 12,2%, tan sólo Letonia quedó ligeramente por debajo de la “vara de Rusia” por un 2,8%. Pero “el diablo está en los detalles”: cuando los futuros “tigres bálticos” salían gordos de la URSS, el nivel de consumo en Lituania superaba al ruso 1,97 veces, en Letonia 2,27 veces, y en el caso de Estonia en 3,03 veces, por lo tanto, lo que allí progresa es un proceso de empobrecimiento de la población.

Las industrias en los países bálticos prácticamente desaparecieron todas. “Silelis”, VEF, las fábricas de motores de combustión, la famosa Venta y RAF, son nombres de plantas industriales que no existen más. Incluso la agricultura de la que en gran medida se sentían orgullosos los del báltico; pasa por momentos muy tristes. En Europa no existe un mercado para la venta de sus productos, y en cuanto al mercado interno, este es verdaderamente microscópico. El sistema de parasitismo sobre los flujos de exportación en las rutas de tránsito rusas también terminó. Rusia ahora construye sus propios puertos. En realidad toda la prosperidad actual de los estados del báltico se debe únicamente a las subvenciones de la Unión Europea, que también finalizarán después de 2019.

1162695_kpLas industrias en los países bálticos prácticamente desaparecieron todas. “Silelis”, VEF, las fábricas de motores
de combustión, la famosa Venta y RAF, son nombres de plantas industriales que no existen más.

Foto: TASS.


LOS GEORGIANOS Y LOS MOLDAVOS: CAMPEONES DEL HUNDIMIENTO

Sobre el resto de repúblicas, en honor a la verdad, se puede decir una sola cosa — sus tiempos de prosperidad económica; terminaron precisamente durante su salida tras la independencia.

Si el PIB per cápita de la población de Armenia en la URSS era 2,5 veces mayor que el de Rusia, hoy sólo representa el 33% del mismo.

En la RSS de Azerbaiyán el nivel de vida era 1,4 veces mejor que en la RSFS de Rusia. Actualmente los azeríes con dificultad alcanzarían un 70% del nivel de vida en la Federación Rusa.

Georgia cayó incluso más hondo, durante la época soviética y por su nivel de consumo, era la república donde se vivía mejor en toda la Unión Soviética. Superaba en 3,5 veces al índice ruso, pero hoy representa sólo el 37,9 del mismo índice.

El caso de Moldavia es aún más triste — en su día representaba un 113,5% del nivel de Rusia y hoy en día es tan sólo un 19,6%.

¿Acaso entienden los “ex soviéticos” de estas repúblicas todo lo que han perdido? Al parecer sí, porque están intentando desesperadamente maquillar sus cifras. De hecho comparan los valores nominales de las cifras del PIB de “antes” con el de “ahora”. Por ejemplo, el de Lituania “era” de 34,5 millones de dólares al año cuando estaba en la Unión Soviética, y ahora “es” de 82,4 millones de dólares. Algo así como si el crecimiento fuera casi 2,5 veces mayor. Pero si tomamos como punto de partida la relación de tamaño de la economía de Lituania con el de la economía de la Federación Rusa, la imagen ante el mundo se presenta con una luz completamente diferente. La economía de Lituania se desarrolla mucho más lentamente que la de Rusia. De modo que si no hubiese salido de la URSS, sin duda alguna su crecimiento hubiera sido mucho mayor.

1162632_esPIB de las antiguas repúblicas soviéticas en relación al % del PIB de Rusia.


LAS CALDERAS SON MUY POCO PARA LA GENTE FINA

En general, si comparamos “la estufa con la caldera completa”, entonces nuestra primera pregunta es ¿quién le daba de comer a quién cuando el país estaba unificado? — la respuesta es obvia. Incluso si tomamos en cuenta sólo el dinero, de todos modos resulta que el alto nivel de bienestar en las repúblicas “bajo los sóviets” se garantizó en primer lugar a costa de Rusia. Tan pronto como este apoyo desapareció, las economías de todas las demás repúblicas experimentaron un proceso de deflación activa. Por otra parte, algunos todavía intentan utilizar sus cifras de PIB general para jactarse del crecimiento per cápita, más allá de los fondos que han dilapidado todos ellos, incluyendo los “éxitos” como Letonia y Estonia.

luces-de-europa-1993-2003Este mapa satelital recopilado por la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) muestra los cambios en las luces nocturnas de Europa entre los años 1993 y 2003. En el se puede observar el desarrollo de los países de Europa occidental, en contraste con el azul que representa oscuridad donde antes había luces y es dominante en regiones de Europa del Este y la antigua Unión Soviética, donde Ucrania destaca de manera significativa. En Rusia, donde también se han apagado luces; se observa de manera uniforme el surgimiento de nuevas y los dos grandes centros urbanos de Moscú y San Petersburgo que han mantenido una dinámica continua de desarrollo. Un ejemplo de los efectos de la transición y el cambio en la realidad socioeconómica visible desde el espacio. Mapa: NOAA/ Archive.


También da una respuesta convincente a la segunda pregunta: ¿Alguna república de la URSS se benefició por el colapso del país o no? ¿Comenzaron a vivir mejor al deshacerse de la “correa” de Moscú? A juzgar por los números, únicamente ha ganado Rusia, pero el colapso de la Unión Soviética ha sido el golpe moral más devastador que ha recibido Rusia, por otro lado, el resto de las repúblicas son claramente los principales perdedores.

Mientras tanto, los países de la antigua “familia Soviética” que no arruinaron con pucheros sus relaciones con Rusia, y además trataron de mantener las relaciones económicas en general — como por supuesto, Kazajstán y Bielorrusia; son los que perdieron menos con el desmantelamiento de la Unión Soviética. En contraste, aquellos que escaparon en la primera oportunidad maldiciendo a Moscú y rompiendo todos sus lazos con Rusia; son quienes ahora deben tragarse su propia “independencia” al máximo. Un plato agrietado y vacío.

OPINIONES

LOS ÚLTIMOS BOY SCOUTS DE LA GRAN UNIÓN

Alexander GRISHIN

13819421

La primera sensación que tengo al recordarme en primera persona durante el golpe de Estado en agosto de 1991 — es la vergüenza. La vergüenza hacia mí mismo. Que estúpidos, que ciegos y que ingenuos hemos sido.

Habíamos leído tanto sobre aquellos años de la tiranía, la represión, el GULAG… Y pensábamos, ¿nuevamente queremos volver al “pasado tenebroso”? Así era, en aquel entonces no habríamos podido siquiera imaginar que el “futuro brillante” sería mucho más terrible y desolador que aquel “pasado tenebroso”. La propaganda intentó de todas las formas posibles ensuciar el pasado; haciéndolo parecer mucho peor de lo que era en realidad. (Artículo en ruso)

GRACIAS AL TEMBLOROSO YANÁEV NO TERMINAMOS COMO YUGOSLAVIA

Vladímir VORSOBIN

1020513430

Si el Comité de Estado de Emergencia hubiera sido dirigido por un Yanáev que no temblara, un general implacable como Pinochet; habría enviado los tanques a las calles de Tbilisi, Kiev y Vilnius, a diferencia del abuelo Yázov que lo hizo unos pocos días en Moscú. Hablando en serio, él pudo haber ordenado un toque de queda al estilo de Stalin y encarcelar a todos los nacionalistas, junto con las personas que encendían fogatas en apoyo a las protestas, colocando a su vez a los propagandistas más ágiles en la TV.

En toda república decadente se creía que el Kremlin se nutría a costa de su tierra natal; como una araña y su presa. Que al otorgarles la independencia se transformarían en un paraíso donde el pueblo viviría como en Suiza. Incluso si se hubiesen ajustado las tuercas flojas… el desastre habría ocurrido. La Unión Soviética habría muerto irremediablemente, pero estaría sepultada bajo los restos de millones de rusos, como ocurrió en la tragedia de Yugoslavia. (Artículo en ruso)


FUENTES: © Komsomólskaya Pravda / Traducción y Arreglos: C – Records 2016.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: