Revista Sputnik

Este blog está dedicado a la desaparecida revista soviética Sputnik.

Archivos en la Categoría: HISTORIA

El día que la humanidad entró en la Era Espacial

 

De RIA NOVOSTI

 

El 4 de octubre marca el día del comienzo de la era espacial de la humanidad, proclamado por la Federación Internacional de Astronáutica en septiembre de 1967. Un día como este, el 4 de octubre de 1957, la URSS lanzó el primer satélite artificial del mundo.

En su creación, dirigida por uno de los padres de la cosmonáutica soviética Serguéi Koroliov, trabajaron científicos como: Mstislav Kéldysh, Mijaíl Tijonrávov, Nikolái Fedorenko, Vladímir Lapkó, Borís Chekunóv y muchos otros.

Serguéi Pávlovich Koroliov, ingeniero de cohetes y padre del programa espacial de la Unión Soviética. Créditos: © Science Photo Library.

El proyecto, inicialmente considerado poco útil para la economía nacional; se intentó cancelar en repetidas ocasiones. En enero de 1957, Koroliov envió un memorándum al Consejo de Ministros de la URSS. En este informaba que entre abril y junio de 1957 podrían estar preparados dos cohetes, diseñados como una variante para lanzar satélites artificiales. “Y efectuar un lanzamiento inmediatamente, tras los primeros lanzamientos exitosos del Misil Balístico Intercontinental”.

El primer Misil Balístico Intercontinental había sido lanzado con éxito el 21 de agosto de 1957, entonces el Consejo de Ministros de la URSS dio luz verde, y Koroliov se puso a trabajar en el satélite. 

Inicialmente se suponía que sería muy complejo y difícil, sin embargo, el trabajo se había retrasado, entonces se decidió desarrollar un dispositivo más simple. En todo caso para no ceder ante los Estados Unidos, que estaban involucrados en un proyecto similar.

El Sputnik, que fue el primer cuerpo celeste artificial de la historia, fue puesto en órbita el 4 de octubre de 1957, mediante el cohete portador R-7. Fue lanzado desde el Sitio №5 para pruebas de Investigación del Ministerio de Defensa de la URSS, un lugar que más tarde se conocería públicamente bajo el nombre de Cosmódromo de Baikonur.

El aparato espacial PS-1 (ru: Простейший Спутник-1, pro: Prastíishii Spútnik-Adín, es: Satélite Simplificado-1) era una esfera de un diámetro de 58 centímetros, con un peso de 83,6 kilogramos, equipada con cuatro antenas retráctiles de 2,4 y 2,9 metros de longitud, para enviar señales, mediante transmisores que funcionaban con baterías.

Luego de 295 segundos después del lanzamiento del PS-1, la etapa central de 7,5 toneladas de peso fue insertada en una órbita elíptica, a una altitud de apogeo de 947 kilómetros y perigeo de 288 kilómetros. A los 315 segundos del lanzamiento, el primer satélite artificial de la Tierra se separó de la segunda etapa del cohete, e inmediatamente sus señales fueron escuchadas en el mundo entero.

El Sputnik-1 voló durante 92 días, hasta el 4 de enero de 1958, cuando se quemó en las densas capas de la atmósfera. Había realizando 1.440 vueltas alrededor de la Tierra (unos 60 millones de kilómetros), y sus radiotransmisores estuvieron operativos durante dos semanas después del lanzamiento.

El lanzamiento del Sputnik-1 fue de gran importancia para entender las propiedades del espacio exterior y estudiar la Tierra, así como los planetas de nuestro sistema solar. El análisis de las señales recibidas del satélite dio a los científicos la oportunidad de estudiar las capas superiores de la ionosfera; algo que antes no era posible. Además, se obtuvo información útil para futuros lanzamientos, sobre las condiciones de funcionamiento de los equipos en el espacio, mediante la comprobación de todos los cálculos y se determinó la densidad de las capas superiores de la atmósfera observando la desaceleración del satélite.

Operadores de radio soviéticos monitorean al Sputnik-1, en un puesto de control cerca del observatorio de Moscú, RSFS de Rusia, Unión Soviética. Créditos: © SOVFOTO / UIG / GETTY.


El vuelo del Sputnik generó una gran conmoción a nivel internacional y su vuelo fue observado en todo el mundo, prácticamente toda la prensa mundial habló sobre este evento. 

Emociones que fueron desde la euforia y el interés en la ciencia, hasta el pánico ante la posibilidad de que este avance fuese utilizado con fines bélicos. Estos miedos se debían a que el Sputnik 1 había sido lanzado en el primer Misil Balístico Intercontinental (ICBM) del mundo, el cohete R-7. Una tecnología que hasta entonces no poseía ninguna otra nación en la Tierra, aparte de la URSS.

En EE.UU. el Sputnik motivó una serie de cambios políticos y socio-económicos, orientados al progreso científico-tecnológico de ese país (Momento Sputnik), marcando a su vez el inicio de la carrera espacial entre ambas superpotencias durante la Guerra Fría. El gobierno estadounidense vio en el Sputnik un reto y sintió la necesidad urgente de fomentar la educación matemática y científica en los Estados Unidos.

La mayor financiación fue para apoyar a estudiantes dotados, que se beneficiarían de una educación avanzada en matemáticas, ciencia y tecnología. El 29 de julio de 1958 se fundó la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. mejor conocida como NASA y el 2 de septiembre del mismo año; se promulgó la Ley de Educación de la Defensa Nacional.

Los soviéticos habían lanzado el Sputnik como una contribución al Año Geofísico Internacional (1957-1958), establecido por la ONU. El primer ICBM del mundo fue el predecesor del cohete Soyuz, considerado luego por los soviéticos como inviable para ser utilizado como arma, pero un vehículo espacial extraordinario.

Los Estados Unidos sólo pudieron repetir el éxito de la URSS hasta el 1 de febrero de 1958 GMT / UTC (31 de enero, en tiempo de la costa este de EE.UU.), día en que fue lanzado el satélite Explorer-1

Después de la Unión Soviética y los Estados Unidos, otros países entraron de manera independiente en las rutas espaciales: En 1962 el Reino Unido, en 1965 Francia, y en 1970 Japón y China.

“El lanzamiento del Sputnik-1 es el verdadero hito del siglo XX”.

Arthur C. Clark, escritor británico, autor de 2001, Una Odisea en el Espacio


La asimilación del espacio por el ser humano creó las primeras condiciones para el inicio de una nueva era espacial, que en la actualidad sigue cambiando rápidamente la vida de la humanidad. Muchos de los beneficios de la civilización están relacionados principalmente con la exploración del espacio: fueron los vehículos espaciales los que permitieron transmitir datos a grandes distancias, tecnologías espaciales que luego influyeron en la vida cotidiana del siglo XXI; haciéndola aún más confortable.

Hoy en día, los vehículos espaciales se utilizan para organizar sistemas de comunicación, navegación, televisión, el estudio de las condiciones climáticas y los recursos naturales de la Tierra, también la exploración del espacio ultraterrestre y el espacio interplanetario.

El 6 de diciembre de 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó la Semana Mundial del Espacio del 4 al 10 de octubre (resolución 54/68), señalando la gran importancia del estudio del espacio ultraterrestre. El objetivo de la semana es reconocer la contribución de la ciencia y la tecnología espacial en el mejoramiento del bienestar humano.

La semana está dedicada a la memorable fecha del lanzamiento del primer satélite artificial de la Tierra, el 4 de octubre de 1957 y la entrada en vigor, el 10 de octubre de 1967, del Tratado sobre los principios que deben regir las actividades de los Estados en la exploración y utilización del espacio ultraterrestre, incluyendo la Luna y otros cuerpos celestes.

La Semana Mundial del Espacio es el evento anual más grande del mundo dedicado al estudio del espacio ultraterrestre.

Cada año, la Asociación de la Semana del Espacio, en estrecha colaboración con el Comité de las Naciones Unidas para la Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos, selecciona el tema de la Semana Mundial del Espacio.

El tema central de la Semana del Espacio 2017 es: “Explorando Nuevos Mundos en el Espacio”

El material preparado por la redacción de Internet de rian.ru está basado en fuentes de información abiertas. Esto no aplica al resto de material audiovisual.


FUENTES: RIA Novosti | Arreglos: C – Records 2017.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: