Revista Sputnik

Este blog está dedicado a la desaparecida revista soviética Sputnik.

En Berlín luego de la rendición de la Alemania nazi

BERLIN EN LA PRIMAVERA DE 1945

de las memorias LA DIRECCION PRINCIPAL

Soldados del Ejército Rojo ondean la bandera soviética luego de tomar el Reichtag en Berlin, 2 de Mayo de 1945. Imagen tomada por Yevgeni Khaldei

El 9 de Mayo de 1945 a las 0:45 Hora de Moscú, un representante del comando de Hitler, firma en Berlín un acto de rendición total e incondicional de la Alemania fascista. ¿Cómo el mando soviético comenzó a normalizar la vida en esta gran ciudad hambrienta y en ruinas. Describe en sus memorias el Teniente Nikolai Antipenko.

DESPERTANDO A LA VIDA

Cuando nos acercábamos a Berlín, rara vez vi gente arando la tierra o sembrando patatas. Los pocos que vi eran individuos aislados que labraban pequeñas parcelas de tierra. La mayor parte del territorio entre el río Oder y Berlín e incluso al oeste de Berlín permaneció sin ser cultivado. Al parecer, los alemanes no estaban pensando en el futuro. Muchos de ellos pensaban que estaban condenados y temían que tendrían que pagar por todos los horrores que el Reich había desatado sobre los pueblos del mundo, sobre todo en la Unión Soviética.

Soldados soviéticos reparten alimentos a civíles berlineses en 1945

Un grupo encabezado por Walter Ulbricht llegó a Berlín. Después de familiarizarse con la situación,  preguntó al mando soviético cómo ayudaría en la rehabilitación de la economía nacional alemana devastado por la guerra, en el suministro a la población de las ciudades alemanas y pueblos, con alimentos, combustible y otras necesidades.

El Consejo Militar examinó el recurso de apelación con detenimiento y me asignó, como comandante adjunto del frente de logística, para elaborar las propuestas adecuadas. Con el tiempo me informó de que en el curso de la operación de Berlín las tropas de nuestro frente habían iniciado la siembra de primavera. Para el 5 de mayo de 1945, la superficie cultivada alcanzó 350.000 hectáreas. Pero esto era muy poco. Al menos otros cinco millones de hectáreas necesitaban ser sembrada, lo que significaba que la población tenía que ser llevada a trabajar.

También me llamó la atención el hecho de que muchas fincas permanecieron sin dueño, y algunas de ellas habían sido tomadas por los campesinos que habían nombrado a sus propios directores, pero el resto estaba abandonado. Tuvimos que poner fin a la apropiación de las tierras sin cultivar, movilizar cualquier maquinaria agrícola que hubiera sobrevivido a la guerra y organizar trabajos de reparación, poner fin a la requisa de caballos y más importante, ayudar con semillas, patatas, tractores, combustible y transporte.

El Consejo Militar estuvo de acuerdo con mis propuestas. Los alemanes cosecharon miles de toneladas de patatas, mijo, arvejas y otros cultivos que podían ser plantados y sembrados. También les ayudamos con tractores, maquinaria y combustible. Finalmente todas las tierras agrícolas fueron cultivadas. Al trabajar en el campo, los alemanes despertaron de su letargo y demostraron como lo habían hecho antes, que eran maestros del cálculo y trabajadores industriosos.

LOS BERLINESES INICIAN RAPIDO

Pero mientras la organización de la siembra es una forma de preocuparse por el futuro, la organización de los suministros de alimentos inmediata era un problema acuciante del presente. Las personas que trabajan en Berlín desde hace mucho tiempo padecían desnutrición. Hacia el final de la guerra cientos de miles murieron de hambre. La burguesía había huido, pero los trabajadores se quedaron, por lo que el gobierno soviético se mostró preocupado por ellos, incluso antes de la rendición de Alemania. Una vez en Berlín, el Consejo Militar en el frente, pendiente de las decisiones relevantes de la Comisión de Defensa del Estado, introdujo raciones provisionales para los berlineses.

El 9 de mayo de 1945, Anastas Mikoyan, vicepresidente del Consejo de Ministros de la URSS y el general Andrei Khrulyov, jefe Ejército soviético en la retaguardia, llegó a Berlín con una decisión del Gobierno soviético para organizar la ayuda a la población de la ciudad.

Organizando los suministros de alimentos en Berlin.

De acuerdo con el nuevo calendario de raciones, a las personas que hicieron trabajo físico pesado y actividades que presentan un peligro para la salud se les dio una ración diaria superior:

600 gramos de pan, 80 gramos de cereales y los macarrones, 100 gramos de carne, 30 gramos de grasas y 25 gramos de azúcar.

La ración diaria de trabajo ordinario consistía en 500 gramos de pan, 60 gramos de cereales y los macarrones, 65 gramos de carne, 15 gramos de grasas y 20 gramos de azúcar.

El resto de la población recibió 300 gramos de pan, 30 gramos de cereales y los macarrones, 20 gramos de carne, 7 gramos de grasas y 15 gramos de azúcar.

Además, cada habitante tiene derecho a 400-500 gramos de patatas al día y 400 gramos de sal al mes. Por último, mediante cartillas de racionamiento, de café y de té fueron emitieron.

A los científicos, académicos, ingenieros, médicos, gente en los campos de la cultura y las artes, ejecutivos de municipales y de distritos autónomos, la industria pesada y los funcionarios de transporte, se les dio la mayor de las raciones existentes. Los trabajadores técnicos, empresarios, maestros y clérigos recibieron la ración estándar para los trabajadores. Los pacientes de los hospitales recibieron raciones especiales. Además, Mikoyan ordenó que a diario 200 gramos de leche se entregara a cada niño de Berlín hasta la edad de 13 años.

Basado en estas tasas se calculó las entregas de alimentos. Pero aquí surgió una dificultad. La población registrada en Berlín era de poco más de dos millones, por lo que teníamos ese número de cartillas de racionamiento de alimentos impresas y habíamos ordenado los suministros correspondientes. De repente, la situación cambió. Al enterarse de que el Mando Militar Soviética tenía intención de alimentar a la población de Berlín, largas columnas de hombres, mujeres y niños comenzaron a llegar a la capital desde todas partes de Alemania. Vinieron en bicicleta, motocicleta, automóviles averiados, coches, carro tirado por perros o simplemente caminando. Tuvimos que aumentar el número de cartillas de racionamiento a cuatro millones.

CAFE NATURAL

Mientras estábamos ocupados organización de las entregas de alimentos, Berlín se inundó con una serie de rumores de provocativos. La gente incluso le susurró que los alemanes se habían reunido en los centros de distribución de alimentos como parte de una campaña total anti-redada. Sin embargo, en el día y la hora designados (ocho de la mañana del 15 de mayo) todos los puestos fueron abiertos y los alimentos comenzaron a ser distribuidos.

Soldado soviético cortando raciones de pan para las mujeres alemanas en Berlin

No mucho antes, Mikoyan estaba leyendo el texto impreso en la tarjeta de racionamiento. Levantó la vista y me preguntó:

“¿Que café se les va a dar a los alemanes?”

” Ersatz (Sustituto)”, le contesté.

“¿Por qué no natural?”

Le dije que el frente no tenía café natural en sus depósitos y que yo mismo no lo habia bebido desde hace mucho tiempo.
“Usted no lo tiene en sus almacenes, pero el estado soviético si tiene,” dijo Mikoyan. “Tome la precaución de agregar la palabra “natural ” al café en cada tarjeta.”
Tuvimos que hacer imprimir esta palabra en cuatro millones de tarjetas.
Mientras hacíamos esta corrección, trenes cargados de granos de café verdadero salían de Moscú a Berlín. El ferroviario dio a este tren mayor prioridad.

EN POCO MAS DE UN MES

Ante mí, había un informe del 21 de junio de 1945 sobre lo que se ha hecho para normalizar la situación en Berlín. Este dice: “El número requerido de las cartillas de racionamiento de alimentos se ha emitido para junio, la red de tiendas y grandes almacenes es suficiente, los niños están recibiendo leche regularmente y las entregas de alimentos están listas.

“Amplio reconocimiento médico y epidemiológico se ha realizado y la liquidación de los focos de infección. Más de 2.000 cadáveres de animales en la ciudad han sido recogidos y enterrados. ”

“Las estaciones de bombeo han sido inspeccionadas y se ha prohibido el uso de agua de fuentes contaminadas. El control médico se ha establecido sobre frigoríficos, plantas de embutidos y fábricas de conservas.

Noventa y dos hospitales de adultos, cuatro hospitales de niños. 10 hogares maternos. 146 farmacias, nueve hospitales de consulta externa, cuatro dispensarios, 13 puestos de atención médica, centros de consulta de niños y seis puestos de primeros auxilios han sido abiertos. El número total de camas hospitalarias disponibles es 31.780; 654 médicos trabajan en establecimientos de atención médica y hay 801 médicos privados. La administración de servicio médico principal y los cuerpos de salud por distritos han sido establecidos en Berlín.

“La capacidad de funcionar las centrales eléctricas se ha señalado a 98.000 kilovatios. Treinta y tres mil viviendas, 51 centrales de depuración y estaciones de alcantarillado, cuatro baños, siete lavanderías, 480 barberías, peluquerías y 1084 panaderías se han conectado a la red eléctrica. Más de 3.000 lámparas de calle han sido reparadas y conectados.
“15 estaciones de bombeo con una capacidad diaria de 510 mil metros cúbicos se han puesto en funcionamiento y la red de cañerías principales esta restaurada. Ochenta y cinco mil edificios y todas las empresas beneficiarias se han vinculado con el sistema de abastecimiento de agua.
“35 estaciones de alcantarillado se han abierto.

“39.2 kilómetros de líneas de metro subterráneo en funcionamiento con 52 estaciones y 16 trenes con un total de 62 vagones.
“8 líneas de tranvía con una longitud total de 65,4 kilómetros y 122 vehículos están funcionando.
“7 líneas de ómnibus con una longitud total de 91 kilómetros y 46 autobuses han empezado a funcionar.
“5 fábricas de gas con una capacidad diaria total de 157.000 metros cúbicos se han puesto en funcionamiento.
“6 baños públicos están funcionando y 5 están en reparación. 10 lavanderías están abiertas.
“18 trenes de mercancías han sido puestos a disposición para entregas de carbón en Silesia. Briquetas de carbón de Müncheberg se están llevando a un 25 trenes. 850 toneladas cada uno.
“Los teatros en funcionamiento son: El Teatro del Oeste, con una compañía teatral de ballet, el Teatro Renacimiento (Comedia), la Orquesta Sinfónica Filarmónica, teatros de ópera  y drama reanudarán actuaciones en los próximos días, 45 teatros de variedades y 127 casas cinematográficas están funcionando, con una asistencia diaria de entre 80 hasta 100 mil personas “.
Estas líneas me hacen pensar en la República Democrática Alemana de nuestros días, de la floración que ha logrado. Como es sabido, la República Democrática Alemana se encuentra entre los 10 países más desarrollados del mundo, su producción industrial es igual a la que tenía toda Alemania antes de la guerra. El primer estado socialista de la historia alemana es firme y forja su futuro confianza.

Tomado de la revista Sputnik, Selecciones de La Prensa Soviética, Número 05. Mayo de 1974, Pág 38.

4 Respuestas a “En Berlín luego de la rendición de la Alemania nazi

  1. Pingback:Enlaces yuriesféricos del 08/05/2011 | La Yuriesfera

  2. kommy 26 julio, 2011 en 07:37

    Muy buen blog, ¿los articulos que subes son de las revistas Sputnik?, de ser asi por aqui tengo algunos ejemplares, podria sacar algunos textos y mandartelos. Te dejo mi blog.
    http://sovietofilia.wordpress.com/

    Me gusta

  3. alfredo hernandez 11 diciembre, 2012 en 14:41

    Cuando joven leía a la revista Spunik, la compraba en un solo sitio donde la vendían en caracas, cuando dejo de llegar sentí una gran tristeza ya que pensaba que no iban haber medios que nos informaran sobre lo que los demás medios capitalistas ocultaban , gracias por este blog me trae buenos recuerdos..

    Me gusta

  4. Ata insight 31 marzo, 2013 en 01:12

    Sorprendente, realmente me encantó no solo tu blog, sino este artículo en especial. Me gusto la foto del soldado soviético cortando el pan, muy buen documento histórico. Hace tiempo que vengo buscando algo así, Gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: